viernes, 17 de febrero de 2017

Fideos con pollo receta fácil y rápida


Esta es una receta muy fácil de preparar y que podrás tener en muy pocos minutos, y como podrás ver y saborear, el resultado es insuperable. 
Estos son unos fideos con pollo, pero sin caldo al estilo fideuá, de echo yo he utilizado el mismo tipo de fideo que en la fideuá, son unos fideos gordos y que cogen mucho el sabor, por lo que son ideales para este tipo de recetas.
Una de las partes importantes y que marcará el sabor es sin duda el caldo que utilices, puede ser el que tengas por casa, un caldo de carne o depollo, también si no tienes puedes utilizar cualquier caldo que puedas comprar o incluso concentrado diluido en agua.
Como siempre esta receta también dispone de un vídeo, para que puedas ver la elaboración paso a paso, y no olvides visitar mi canal de youtube para ver esta y otras muchas recetas tradicionales.

INGREDIENTES

  • 300 g de fideos de fideuá
  • 200 g de pechuga de pollo sin hueso
  • 1 Cebolla
  • 1 Pimiento rojo pequeño
  • 1 Pimiento verde pequeño 
  • 1 Zanahoria
  • 3 Dientes de ajo
  • 100 g de tomate triturado
  • 600 ml de caldo de pollo
  • 1 Cucharada pequeña de pimentón rojo (paprika)  
  • Una pizca de colorante (opcional)
  • Sal al gusto
  • 3 Cucharadas de aceite de oliva
(4 personas)

ELABORACIÓN


Pon una sartén a fuego medio y echa el aceite.
Cuando esté caliente añade las verduras.


Los ajos, la cebolla y la zanahoria todo pelado y picado.
Los pimientos cortados en trozos pequeños.
Echa un poco de sal.
Sofríelas unos 4 minutos hasta que estén pochadas.
Añade el pollo cortado en trozos medianos.
Lo sofríes todo junto otros 6 minutos aprox.
Ahora echa el pimentón rojo dulce y lo sofríes unos segundos.
Añade el tomate triturado y sofríelo un minuto.
Echa los fideos y lo remueves todo para que se sofría todo junto otro minuto.
Vierte el caldo, echa el colorante y lo remueves todo bien.
Déjalo a fuego medio.
Cuando empiece a hervir lo dejas que se cocine durante 8 minutos aprox.
Cuando haya hervido un par de minutos lo pruebas de sal y rectifica si hace falta.
Recuerda remover de vez en cuando.
Cuando ya empiece a quedarse sin caldo, ya no hace falta que lo remuevas.
Cuando ya no quede caldo retira la sartén del fuego.
Deja reposar un poco antes de servir.