sábado, 28 de enero de 2017

Proteja sus riñones con estos sanos consejos y evite complicaciones

 Los riñones son órganos muy importantes encargados de filtrar la orina, los desechos y los líquidos que se ingieren. Entre otras funciones, también mantienen estables los niveles de electrolitos y las hormonas que regulan la presión arterial, actúan sobre las células de la sangre y ayudan a mantener los huesos fuertes.

Las estadísticas indican que al menos 1 de cada 5 personas padece de algún tipo de enfermedad renal y esa es una cifra muy alta, de modo que estar prevenidos y tomar todo tipo de precauciones para cuidar los riñones no está demás.

 
Los problemas más comunes que afectan a los riñones es la baja ingesta de líquidos y las infecciones. La diabetes tipo 2, la hipertensión, los cálculos renales y el uso excesivo de analgésicos también tiene un efecto negativo sobre los riñones y se debe limitar el uso a lo estrictamente necesario.

Cuando los riñones comienzan a manifestar problemas, a menudo surgen los siguientes síntomas:

- Fatiga
- Debilidad
- Orina espumosa
- Orina rosa (teñida de sangre)
- Mayor necesidad de orinar
- Micción dolorosa
- Incremento de la sed
- Ojos hinchados

Para conocer en detalle los factores que pueden influir en el normal funcionamiento de los riñones te aconsejamos leas estas advertencias que te mantendrán alerta y gracias a las cuales podrás modificar tus hábitos.

Beber poca cantidad de agua

Como ya sabemos, beber poco agua afecta a los riñones y no le permiten funcionar bien, pero… ¿a qué se debe que el agua sea tan importante? Bien, los riñones se encargan de filtrar los desechos y si la cantidad de agua que ingresa al organismo es escasa los riñones no reciben la cantidad de sangre necesaria para eliminar esas toxinas mediante la producción de eritrocitos. Esto hace que la sangre sea más concentrada y se contamine de estos desechos que los riñones no están pudiendo eliminar. Es por eso que se recomienda beber por lo menos 2 litros de agua al día.

Consumo excesivo de café

Tomar café es un hábito al que pocos pueden renunciar, pero si bien no estamos pidiendo que lo deje por completo, le sugerimos reduzca la cantidad de tazas por día, si es que excede la cantidad de 3.

El exceso de la cafeína puede dañar los riñones, ya que lleva a la hipertensión y a que los riñones trabajen de manera forzada.

Algunos estudios sostiene que puede haber una relación entre el exceso de cafeína y los cálculos renales, debido a los incrementos de calcio en  la orina.

Recuerde que no sólo el café contiene cafeína, sino cualquier otra infusión o incluso el té; sólo que en el café la concentración es mayor.

Reduzca las cantidades a 2 tazas por día de café o 3 de té.

Consumos excesivo de sal

La sal puede ser indispensable para dar sabor a los alimentos, pero definitivamente el consumo excesivo daña los riñones y afecta a la salud en general. Los riñones metabolizan el sodio que ingerimos en nuestros alimentos y cuando la cantidad es muy superior a la que puede procesar, debe trabajar de manera forzada y genera complicaciones.

Cuando los riñones no pueden eliminar estas altas concentraciones de sodio aumenta la presión arterial y el cuerpo comienza a retener líquido.

El consumo de sal recomendado es hasta 5 gramos por día.
 
Consumo excesivo de alcohol

En todos los casos el consumo de alcohol debe ser moderado. El alcohol en altas dosis hace que el ácido úrico se deposite en los túbulos renales y provoque una obstrucción lo que genera una insuficiencia renal. Además, el alcohol provoca deshidratación, algo que como ya dijimos, afecta a los riñones.

Recuerde que las mujeres tienen menor resistencia al alcohol y la dosis a ingerir debe ser la mitad que la de los hombres. Reduzca la cantidad a dos copas diarias en el caso de los hombres y una para las mujeres o adultos mayores.

Falta de sueño

Descansar de manera intermitente afecta a todo el organismo. Sabemos que los adultos debemos dormir entre 6 y 8 horas para que nuestros cuerpo recupere energía y equilibre el normal funcionamiento de los órganos que es el momento en que sus tejidos se regeneran. Incluso la función metabólica se ve afectada por un mal descanso.

Cuando dormimos poco las funciones de los riñones se ven afectadas a largo plazo e incluso pueden generar hipertensión y conducir a la aterosclerosis.

Procure establecer una rutina de horarios para descansar y generar las condiciones para un sueño apacible y reparador.


http://saludable.guru/salud-proteja-rinones-sanos-consejos