martes, 26 de enero de 2016

Cómo cultivar #tomates al revés en botellas de plástico



Tener tu propia huerta siempre es muy divertido y gratificante, aunque comiences simplemente con una o dos variedades en un maceta.

Si no tienes demasiado espacio, puedes probar con alternativas como cultivar plantas que vuelven a crecer solo en agua, o incluso atreverte a ¡cultivar champiñones en el hogar!

Para sumar a tu pequeña huerta, esta idea es muy original: puedes aprender cómo plantar tomates ¡que crecen de cabeza!
El tomate es una planta arbustiva que puede crecer en forma recta, semi-recta o rastrera. Por eso, no hay problema en hacer que crezca colgada y orientada hacia abajo.

La época ideal para sembrarlo es la primavera, ya que necesita calor para germinar. Su ciclo es anual, es decir que cosecharemos una vez por año. Si los tendremos en interior o en un invernadero, podemos probar sembrarlos antes.

En este caso, trasplantaremos una planta que ya comenzó a crecer, por eso la época no será tan importante.

Materiales

- Una botella de dos litros vacía

- Tierra fértil

- Un filtro de café

- Tijeras

- Alambre y pinzas

- Varilla de madera o palito de brochette

- Una planta de tomate pequeña, lista para trasplantar

Procedimiento

1. En primer lugar, debes conseguir una botella de dos litros vacía y lavarla muy bien.

2. Luego, corta su base como puedes ver en la imagen, separándola en dos partes.
3. Invierte la parte de abajo de la botella y prueba que encaje cómodamente en la parte superior.

4. Con un tornillo caliente o similar, realiza una perforación en ambas partes a la vez (guíate por la fotografía).
5. Perfora la base de la botella con el tornillo, para que luego puedas regar a través de ella y el agua caiga gota a gota.
6. Una vez que tengas preparadas ambas partes de la botella, sepáralas y resérvalas.

7. Quita con cuidado tu planta o plantín de la maceta en la cual lo tenías, dejando la tierra que cubre sus raíces.
8. Pasa la planta entera a través del filtro de café, por el agujero. Envuelve solo la parte de tierra que cubre las raíces.
9. Con mucho cuidado, coloca la planta invertida, dentro de la botella, haciéndola pasar por el pico. Ten mucho cuidado de que no se dañe.
10. Invierte la botella, coloca en la parte libre la base perforada, y une las piezas atravesando una varilla de madera.

11. Sujeta la maceta con un alambre amarrado a la varilla, y ¡cuélgala donde quieras!
El tomate necesita mucho sol para crecer. Coloca la planta cerca de una ventana, o mejor, ¡al aire libre! Para regarlas, simplemente llena el cuenco superior de tu maceta colgante, y el agua irá cayendo de a una gota por vez.

Si quieres que quede más estético, puedes cubrir la botella con una lona o tela, o con lo que más te guste. Otro sistema de plantado invertido permite colocar, en la parte de arriba de la maceta, plantas florales.

¡Puedes adaptarlo como más te guste!
 
 
 
 
 @Fredesfj
 Fuente: 
http://www.labioguia.com/notas/como-cultivar-tomates-al-reves-en-botellas-de-plastico

sábado, 2 de enero de 2016

En el AMOR prefieres QUÍMICA O ALQUIMIA... LEELO


 Resultado de imagen para amor


QUÍMICA O ALQUIMIA...
"Le preguntaron al Maestro cuál era la diferencia entre la química y la alquimia en las relaciones de pareja y contesto estas hermosas y sabias palabras:
- Las personas que buscan "Química" son científicos del amor,
es decir, están acostumbrados a la acción y a la reacción.
Las personas que encuentran la "Alquimia" son artistas del amor,
crean constantemente nuevas formas de amar.
Los Químicos aman por necesidad.
Los Alquimistas por elección.

La Química muere con el tiempo,
La Alquimia nace a través del tiempo...
La Química ama el envase.
La Alquimia disfruta del contenido.
La Química sucede.
La Alquimia se construye.
Todos buscan Química,
solo algunos encuentran la Alquimia.
La Química atrae y distrae a machistas y a feministas.
La Alquimia integra el principio masculino y femenino, por eso se transforma en una relación de individuos libres y con alas propias, y no en una atracción que está sujeta a los caprichos del ego.
En conclusión, dijo el Maestro mirando a sus alumnos:
La Alquimia reúne lo que la Química separa.
La Alquimia es el matrimonio real, la Química el divorcio que vemos todos los días en la mayoría de las parejas.
"Comencemos a construir relaciones conscientes, pues la química siempre nos hará envejecer el cuerpo,
mientras la alquimia siempre nos acariciará desde adentro".


fuebte: Esteban Jaramillo U. - EJU
 https://www.facebook.com/estebanjaramillou/?fref=ts