domingo, 20 de noviembre de 2016

La ciencia confirma que la cerveza ayuda a bajar de peso y a reducir el colesterol




Cuando descubren cada vez más propiedades benéficas para la salud en la cerveza, más de un macho alfa se pone contento, pues tienen mejores razones para disfrutarla.
Y si a eso le agregas que uno de los beneficios recién descubiertos está relacionado con una buena figura, hasta las mujeres le tomarán más gusto a esta bebida. No es que sean pocos a quienes les guste, sino que saber que la cerveza ayuda a bajar de peso y reducir el colesterol simplemente la hace doblemente genial.



Investigadores de la Universidad Estatal de Oregón, EU, descubrieron que un flavonoide que se encuentra en el lúpulo, uno de los ingredientes esenciales de la cerveza, podría inhibir el aumento de peso y mejorar los marcadores del síndrome metabólico.
El síndrome metabólico -también conocido como síndrome X- es un problema de salud que afecta a un porcentaje considerable de adultos en todo el mundo y evidencia el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, derrames cerebrales y otras enfermedades.
Conforme a la investigación que fue publicada en la revista Archives of Biochemistry and Biophysics, los científicos descubrieron que los niveles de consumo específicos de un componente natural del lúpulo, el xantohumol, mejoraron los marcadores del síndrome metabólico en ratones de laboratorio.




Para analizar qué niveles de xantohumol tenía un efecto positivo sobre el síndrome metabólico, los investigadores dieron a un grupo de ratones diversos niveles de este flavonoide, que fueron alimentados con una dieta alta en grasas.
Estos resultados mostraron que la dosis más alta de xantohumol provocó una reducción del 80 por ciento en su colesterol malo – o LDL-, en comparación con los animales que no recibieron esta sustancia.
Además, sus niveles de insulina se redujeron en un 42 por ciento, y sus niveles de IL-6 -un biomarcador de inflamación-, disminuyeron un 78 por ciento.
Los ratones estaban siendo alimentados con una dieta excesivamente abundante y grasa, lo normal habría sido que hubiesen engordado por igual todos los ratones

.

No obstante, a los que se les suministró el componente del lúpulo de la cerveza engordaron un 22 por ciento menos que los otros. Todos los ratones habían comido la misma cantidad de alimentos y del mismo tipo.
Tras los estudios, los expertos creen que el xantohumol aumenta el consumo de oxígeno y la tasa metabólica, lo que explicaría este diferencial en el control de peso.
“Esta es la primera vez que hemos visto un compuesto con el potencial para hacer frente a tantos problemas de salud. Fueron mejoras muy dramáticas”, dijo Cristóbal Miranda, encargado del estudio.




Empero, los investigadores alertan de que este descubrimiento no significa un pase libre para beber toda la cerveza que se quiera, ya que las dosis utilizadas en el experimento fueron muy claras: 60 mg por kg de peso corporal por día, que sería el equivalente humano de 350 mg para una persona de 70 kg por día, o lo que es lo mismo, 3,500 litros de cerveza al día para obtener la ingesta correcta utilizada en el estudio, lo que no es física ni convenientemente posible.
Lo que hace una excelente idea fabricar un suplemento dietético que aporte estas cantidades.
“El trabajo todavía necesita demostrar aún más la seguridad de las altas dosis de xantohumol, pero dosis de 15-30 veces más altas de las que hemos utilizado ya se han dado a los animales sin problemas aparentes”, afirmó Fred Stevens, coautor de la investigación.


Fuente: https://thinkdifferent-piensadiferente.blogspot.com.es/2016/11/la-ciencia-confirma-que-la-cerveza.html