domingo, 12 de abril de 2015

¡¡Maestr@s ya localizamos el dinero para que el ministerio de educación les pague el salario que en justicia todo trabajador se merece!!

Es insólito que nuestr@s docentes (maestr@s y profesores) de todos los niveles del sistema educativo, desde inicial hasta universitario, además de sus respectivas materias estén dando lastima ante sus familiares, amig@s y la sociedad en su totalidad. Que se estén viendo en la necesidad de renunciar a sus puestos de trabajo para dedicarse a cualquier otra actividad, incluido el bachaqueo que ha sido institucionalizado por las autoridades policiales de todo el país (se hacen la vista gorda ante la venta callejera de productos de la dieta básica), todo porque el salario que hoy devengan equivale, en la mayoría de los casos, a menos de un sexto (1/6) de la Canasta Básica, calculada ésta en Bs. 30.000,oo para inicios de año. Peor aún, más del 50% del personal docente nacional, público y privado devenga menos del salario mínimo (Bs. 5.622,oo), es decir que en esta economía dolarizada ganan menos de un dólar al día (SIMADI, jueves 26/03 Bs. 193,39 por dólar). Salario superados por los hermanos docentes haitianos que hasta ayer creíamos eran los más paupérrimos del continente americano. Increíble cuando nos referimos a la nación con las mayores reservas de hidrocarburo del planeta y con una renta petrolera que supera los presupuestos nacionales de muchos de los países más desarrollados del primer mundo (países ricos).

¡Burócratas viviendo en otro planeta! El ministro de educación, Héctor Rodríguez, vive otra realidad o voltea la cara para otro lado por no poder dar explicación de lo inexplicable. El docente que sale en la mañana de su casa camino al trabajo y se toma un café en la panadería más cercana con Bs.35,oo, toma el transporte con Bs. 15,oo pasa sin la ayuda de líquido alguno una empanada a mitad de mañana para engañar al estómago mientras llega a almorzar a casa por Bs. 40,oo, compra una botellita de agua porque la institución no provee (como debería) del vital líquido para mantenerse hidratado y la garganta en forma toda la mañana por Bs. 15,oo y regresa a casa con otros Bs. 15,oo para constatar que de su salario diario (Bs. 187,40 menos de un dólar) ha gastado Bs. 120,oo ó sea le quedan Bs. 67,40 para cubrir los gastos de la familia por el resto del día. Que afortunado pues no tuvo que darle una empanada a uno de los alumnos que andan desmayados porque el fulano alimento escolar se esfumó desde hace ya mucho tiempo.

¡Dinero no hay! Como el ministro y el resto de burócratas que le acompañan, gracias a Dios y a la revolución no viven esa horrenda realidad (al fin superaron la pobreza con sus salarios, auto-impuestas bonificaciones y demás facilidades “más que justas”) responde a las exigencias de los educadores declarando que no hay recursos para satisfacer las desmedidas apetencias de los educadores, entre ellas el ajuste de la tabla salarial, porque el petróleo ha bajado de precio. Igual postura seguro encontraran los docentes y demás trabajadores universitarios que están en proceso de firmar una nueva contratación colectiva y por supuesto a la espera de una revisión de las tablas salariales vigentes. Ni que decir sobre la situación de l@s trabajador@s públicos en general, es indignante.

Pero no os preocupéis educador@s de todo el país, con sólo recoger todas y cada una de las firmas de l@s ciudadan@s que habitamos este privilegiado país y somos directa o indirectamente sujetos del hecho educativo, es decir, incluida la del ministro, más de veinte millones de seres (20.000.000 firmas), obligaremos al Ejecutivo Nacional a localizar los recursos para decretar un salario digno y justo para los profesionales encargados en la sociedad de educar a la población, formar niñ@s, adolescentes y adultos para vivir y producir en comunidad, más si esa noble e importante misión contribuye a la formación del “hombre nuevo”: del nuevo ser humano que vivirá en paz y plenamente realizado en la sociedad socialista.

¡Pero plata para los trabajadores no hay! De seguro, y en razón a los actuales precios del petróleo, el Presidente de la República declarará, al recibir la petición que entregaremos en sus manos, que él más que nadie reconoce lo justo de la petición magisterial respaldada por la totalidad de la sociedad pero reafirmará que en estos momentos el Estado venezolano no cuenta con los recursos financieros para satisfacer la demanda de un salario al menos equivalente al de la canasta básica, es más ni aún al de la canasta alimentaria (Bs. 20.000,oo salario de esclavos postmodernos: trabajar para devengar lo necesario para apenas poder comer), es decir, para que la población docente y sus familiares se medio alimenten y repongan sus fuerzas para asistir al trabajo al siguiente día. Los pocos churupos que hay son para pagar las deudas del Estado con entes internacionales y el resto entregarlos a las empresas y particulares que nos han venido y siguen estafando.

¿Recoger firmas para qué? Para exigirle al Ejecutivo Nacional, al gobierno que elegimos en búsqueda de la mayor suma de felicidad para todos los habitantes del país, una Auditoría Pública y con participación ciudadana de las divisas (dólares fundamentalmente) generadas por la venta de nuestro petróleo a otros países y que diferentes entes del Estado, en nombre y representación de tod@s nosotr@s (ciudadan@s venezolan@s), irresponsablemente y en complicidad entregaron a empresas y particulares que antes de recibirlos se comprometieron a adquirir en el exterior las mercancías (entre ellas alimentos) que necesitamos y en toda nuestra vida republicana no hemos sido capaces de producir. Siendo la Auditoría Pública una investigación contable debe realizarse con la participación voluntaria de l@s ciudadan@s interesad@s en descubrir a l@s que desfalcaron nuestra renta, es decir, a funcionarios del gobierno, particulares y empresas que se robaron nuestro patrimonio y son culpables la situación económica que estamos padeciendo sin ninguna necesidad: somos uno de los países más ricos del planeta.

¿Por qué con participación ciudadana? Porque tod@s, absolutamente tod@s, estamos bajo sospecha de haber desfalcado (robado, estafado) a la Nación y resulta muy extraño, y por demás sospechoso (reiteramos), que los funcionarios y entes embestidos por la Constitución y las Leyes para en primer término velar para que estos delitos no sucediesen, poner correctivos para que el hecho delictivo no continúe sucediendo y a sancionar a los delincuentes que nos defalcaron no lo están haciendo, es decir ignoran la grave situación y/o favorecen la impunidad por estar involucrados en los hechos. De ser así, y no nos queda más remedio que pensar de esa manera, es por la que esa investigación debe ser hecha por el pueblo organizado para realizarla.

¿Qué encontraremos? En primer y estelar término a los delincuentes (empresas, particulares y funcionarios) que nos han despojado de nuestra renta petrolera, del dinero que sirve para satisfacer las necesidades más apremiantes y brindar esa suma de felicidad prometida. En segundo lugar, despejar dudas sobre situaciones como las que incriminan al mismo ministro Rodríguez en relación al desfalco de dólares suscitado en el ministerio del deporte cuando él era su máxima autoridad. Así, ciudadano ministro, usted quedaría relevado de toda sospecha y al fin rescataríamos los sesenta millones de dólares (60.000.000 $) irresponsablemente cedidos al sector automovilístico. Fortuna que traducida hoy en bolívares nos daría UN MIL CIENTO SESENTA Y CUATRO MILLONES (Bs. 1.164.000.000,oo), más que suficientes para lavar su entredicho honor y ¿no cree usted señor ministro?, para satisfacer las justas demandas de nuestros docentes.

Solicitemos ayuda de Marea Socialista y del Movimiento Batalla Social Punta de Lanza para organizar la recolección de firmas y generar los procedimientos para realizar la Auditoría Pública Ciudadana. Seguro estoy nos acompañaran no sólo en la recuperación de esa ínfima cantidad de lo desfalcado al ministerio del deporte sino a toda la Nación: imaginen compatriotas docentes la fortuna en bolívares que significaría rescatar para tod@s l@s venezolan@s y demás habitantes de este afortunado país los más de DOSCIENTOS CINCUENTA MIL MILLONES DE DÓLARES (250.000.000.000 $) desfalcados, es decir recuperar más de CUARENTA Y OCHO BILLONES Y MEDIO DE BOLÍVARES (48.500.000.000.000 Bs.) ¿Serán suficientes ciudadano ministro?

¡GUAO! PROCEDAMOS PUES. ALLÍ ESTÁ NUESTRA RENTA PETROLÉRA EXPOLIADA POR LOS ENEMIGOS INTERNOS Y EXTERNOS DEL PUEBLO VENEZOLANO. CON TANTO DINERO ¿PARA QUÉ PEDIR PRESTADO A CHINOS O A CUALQUIER OTRO SIPOTE?

P.D.: Solicitamos a Marea Socialista y al Movimiento Batalla Social Punta de Lanza hacer pública su disposición de acompañar a docentes y pueblo en general a la recolección de firmas y generación de la metodología idónea para la realización de la Auditoría Pública y Ciudadana.

Igualmente solicitamos al ciudadano Ministro de Educación poner todo su empeño y facilidades a la orden de educadores y educandos para proceder a la recolección de firmas. Altamente apreciaríamos que su firma sea la primera.

 http://www.aporrea.org/educacion/a205616.html