sábado, 29 de marzo de 2014

Crean #lápiz que detecta #errores #ortográficos

Crean lápiz que detecta errores ortográficos Crean lápiz que detecta errores ortográficos
Un grupo de expertos alemanes desarrollaron el Lernstift, un dispositivo que indica cuándo se escribió mal una palabra gracias a un sistema que combina sensores y un software especial de reconocimiento de texto.

Aunque el arte de escribir a mano parece un hábito que está en desuso ante el avance de los dispositivos electrónicos, un nuevo invento podría devolverle el encanto a empuñar un bolígrafo.
Mientras que el corrector ortográfico, casi omnipresente de computadoras y teléfonos móviles, permite evitarnos embarazosos errores al momento de tipear, cuando se trata de escribir con tinta uno queda expuesto.
Sin embargo, el Lernstift (en alemán "lápiz para aprender") parece el sueño de cualquier padre o maestro: un bolígrafo que avisa cuando el niño comete un error de ortografía.
El alemán Falk Wolsky, experto en procesamiento de contenidos digitales, vio los errores de su hijo Leon en la escuela y se inspiró en el sistema inalámbrico del helicóptero con el que jugaba el niño. Junto con su colega Daniel Kaesmacher se pusieron manos a la obra y el resultado fue el Lernstift.
Este dispositivo combina el uso de sensores de movimiento junto a un sistema basado en Linux y enlazado a una bases de datos de palabras. El Lernstift en realidad no necesita tinta ni papel: utiliza software de reconocimiento de escritura a mano para señalar los errores a medida que son cometidos.

Sutil vibración
Y como cualquier educador puede dar fe, al ser compatible con la escritura a mano, a su vez ayuda a la cognición y la memoria, habilidades que parecen perder terreno en un entorno de pantallas táctiles.
El dispositivo digital ve lo que escribes y emite una vibración sutil cuando piensa que el usuario ha cometido un error.
Pensado para alumnos de escuela y profesores, la idea es llevar los beneficios de la escritura digital al papel y tinta tradicionales, y ayudar a detener el declive de la escritura manual.
También cuenta con conectividad Wi-Fi, de forma tal que el bolígrafo esté en línea con una aplicación para teléfonos, tabletas o computadora para tener un detalle de los posibles errores identificados por el Lernstift.
El dispositivo todavía necesita ajustes para adaptarse a la escritura de cada usuario, y por el momento sólo está desarrollado en inglés y alemán. Sin embargo, sus creadores aseguran que estará disponible en más idiomas.
En las próximas semanas se empezará a probar una versión experimental inalámbrica en algunas escuelas y, si todo va bien, la versión final se empezará a vender a finales de este año.