martes, 4 de febrero de 2014

Conoce algunas excusas para tener sexo más de una vez


Más sexo es igual a más salud, belleza y felicidad. Cuando logramos tener más sexo con nuestra pareja, obtenemos grandes beneficios: es un excelente deporte, un tratamiento de belleza, puedes tener dientes más sanos, entre otros beneficios, ¿quieres conocer más?

Alivia el dolor de cabeza: con cada encuentro se alivia la tensión en las venas del cerebro, liberando la presión y eliminando el dolor de cabeza.

Quita la congestión nasal: ¿Gripa? Deshazte de ella en dos por tres, hacer el amor limpia las fosas nasales pero como una vez no es suficiente para respirar bien, prueba con varias.
Tratamiento de belleza: si no eres muy fanática de ir al salón de belleza por miles detratamientos, una buena sesión de sexo hará el trabajo ya que entre más sexo más estrógeno, que ayuda a un cabello y piel a lucir brillantes y suaves.
Deporte: ¿Quieres deshacerte de los kilitos de más? ¿Odias hacer ejercicio? Pues bien el sexo te ayuda a quemar calorías, tonificarte y fortalecer tus músculos, además es más rico y más barato que ir al gym.
Sudas: cuando tenemos sexo, y más cuando es varias veces, sudamos mucho y no hay nada mejor para eliminar las toxinas y bacterias que propician la aparición de espinillas y acné.

Depresión: la liberación de endorfinas en el flujo sanguíneo ayuda a crear un estado de euforia que al final nos deja un sentimiento de bienestar, así que es muy bueno para combatir la depresión de manera natural.
Tranquiliza: el estrés de la vida diaria puede afectar como eres con los demás, pero está demostrado que el sexo es más poderoso que el Valuim a la hora de calmar a las personas.

Dientes sanos: el intercambio de saliva propicia una buena limpieza dental y disminuye el ácido que debilita el esmalte.

Mejoras: bien dicen que la práctica hace al maestro y no hay mejor manera de volverse una maestra en la cama, más que aprendiendo con la práctica.
Frío: toma como pretexto las bajas temperaturas de esta época para volver a encender la llama de la pasión después de unos minutos, ¡a nadie le gusta pasar frío!