miércoles, 13 de noviembre de 2013

¿Puede afectar el porno tu vida sexual?


Ver porno puede influir en el comportamiento sexual y las actitudes de los adolescentes, pero en qué medida lo hace es algo que todavía se sigue debatiendo, informa la Plataforma Hablemos de Sexo y Amor.
Por Sarah Moses/Hablemos de Amor
Esto se debe a que los efectos del porno, ya sean positivos o negativos, son diferentes para cada persona. Según las investigaciones, otros factores como la personalidad y la cultura también son relevantes a la hora de determinar la influencia del porno en los adolescentes.
Parece ser que en estudios sobre los efectos del porno, los resultados dependen, en parte, de la cultura de los investigadores. Los holandeses, por ejemplo, tienen fama de ser abiertos respecto al sexo. Un reciente análisis holandés titulado “¿Justifica el ver el hacer?” aborda el tema con discreción. Sí, el porno puede afectar la manera en que los adolescentes practican sexo, aseguran los investigadores, pero probablemente solo un poco.
Sexo aventurero
Los estudiosos le pidieron a 4.600 jóvenes de entre 15 y 25 años que rellenaran una encuesta relacionada con todo, desde el mirar porno a sus experiencias con el sexo o incluso, el tipo de personalidad que tenían.
El 88% de los varones y el 45% de las mujeres había visto porno al menos una vez en el año anterior, y la mayoría lo hizo online, según los reportes. Otros estudios europeos arrojan resultados similares, por lo que podemos afirmar que la mayoría de los adolescentes está familiarizado con el porno.
En cuanto a sus efectos en los jóvenes holandeses, era más probable que los que habían tenido experiencias en el mundo del porno practicaran sexo aventurero: por ejemplo, formar tríos, irse a la cama con alguien que habían conocido online o pagar o recibir dinero por tener sexo.
Pero la diferencia era poco significativa respecto a aquellos adolescentes que no estaban interesados en el porno. En general, la conclusión del estudio es que el porno “es solo uno de los muchos factores que pueden influir en el comportamiento sexual de la juventud”, y que otras variables como la personalidad tienen seguramente más peso en las decisiones que los adolescentes toman y en sus actitudes respecto al sexo.
Actitudes poco realistas
Los británicos, por el contrario, tienen la reputación de ser más recatados en cuanto al sexo. Por lo tanto, y tal y como se esperaba, un reporte británico titulado “Básicamente…el porno está en todas partes”, arrojó unos resultados más negativos que los del estudio holandés.
Los investigadores concluyeron que los adolescentes británicos que miran porno son más proclives al sexo de riesgo, por ejemplo al practicar sexo anal u oral sin protección o combinarlo con el uso de alcohol y drogas. No obstante, no pudieron determinar si el porno era el desencadenante de estos comportamientos o si simplemente se producía paralelamente.
Los analistas británicos también afirman que las creencias sexuales de los adolescentes pueden verse afectadas por el porno: es posible que dé lugar a actitudes poco realistas respecto al sexo y a que los muchachos vean a las mujeres como objetos sexuales.
“La exposición a imágenes sexuales y violentas afecta tanto a la infancia como a la juventud”, aseguran los ingleses, y además “hay una conexión entre las actitudes violentas y las imágenes violentas”.
Sexo a una edad muy temprana
Un estudio alemán, publicado en Hablemos de Sexo y Amor, también demostró que el porno influye en las ideas que los adolescentes tienen sobre el sexo. Según el análisis, tanto los chicos como las chicas que miran mucho porno tienden a pensar que las personas pierden la virginidad a una edad muy temprana y que, en la vida real, la gente practica el sexo de tantas maneras diferentes como en el porno.
Sorprendentemente, se demostró que los jóvenes que se sentían más estrechamente controlados por sus padres tenían mayor tendencia a mirar porno. Por el contrario, los adolescentes que se sentían libres miraban menos porno
Lo que opinan los adolescentes
Los investigadores tienen mucho que contar sobre los efectos del porno, pero ¿se ha parado alguien a preguntarle a los adolescentes qué es lo que piensan? Eso es exactamente lo que ha hecho un reporte sueco. Encuestaron a más de 50 adolescentes de entre 14 y 20 años sobre sus opiniones sobre el tema. El resultado de las entrevistas fue que tanto chicos como chicas eran conscientes que había grandes diferencias entre las fantasías masculinas del porno y el sexo y las relaciones en el mundo real.
Por lo tanto, ¿se le puede echar la culpa al porno de ser una mala influencia en la vida sexual de los jóvenes? Pues depende tanto de a quién se le pregunte como de quién haga la pregunta. Aún no se ha dictado sentencia.