lunes, 7 de octubre de 2013

Éstas son las causas y consecuencias de los celos



“No te los puedo comprobar, pero sé que hay alguien más.” Los celos son una respuesta a la sensación de pérdida o desinterés del ser amado, una pareja principalmente, pero también se puede hallar entre los hermanos y amigos.
En entrevista para Salud180.com, Eduardo Calixto, titular y jefe del Departamento de Neurobiología de la división de investigaciones en Neurología del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente”, indica que los celos pasan de ser algo natural a una enfermedad cuando dedicamos más de 30% de nuestro tiempo en pensar cómo el otro nos está engañando (aproximadamente 3 horas).
Para el experto Calixto, los celos nos permiten ser competitivos y tener la convicción de mejorar como personas. Ya que son parte de un proceso evolutivo, que en nuestras primeras etapas (la niñez) nos proporcionan la experiencia para comprender mejor las pérdidas emocionales. Los celos están relacionados con tres factores:

1. Biológicos.
En el caso de los hombres esta emoción se manifiesta a través de la ira, además de que para ellos los celos se producen por la sanción de pérdida de la pareja desde un aspecto sexual. Para las mujeres este sentimiento se dirige más hacia un aspecto emocional.
Los hombres son más propensos a los celos debido a la presencia de una hormona llamada vasopresina, la cual también produce que tengan relaciones más superficiales.
2. Psicológico. Se aprende de los padres, en su trato de pareja y cómo estos se celan.
3. Sociedad. Es la influencia que tiene el entorno sobre nosotros; ejemplo, novelas y películas.