sábado, 5 de octubre de 2013

Así impacta la diabetes en la vida sexual



La sexualidad forma parte integral de la vida diaria de las personas, por lo que es muy importante lograr un buen control glucémico y tener una buena comunicación con su pareja, ya que ésto le dará la confianza suficiente para lograr cualquier complejo que la diabetes le pueda ocasionar.
La gente que toma insulina necesita considerar y planificar los efectos de la actividad sexual sobre su condición general, especialmente en el bajón de azúcar que se puede producir después del sexo.

Les aconsejamos las siguientes medidas para prevenir esta reacción:

-Compruebe su nivel de azúcar antes de iniciar el sexo. Por muy fastidioso que pueda parecer, es preferible a tener que tratar un bajón de azúcar después.
-Coma algo justo antes o inmediatamente después del sexo activo, de la misma forma que lo hace con el ejercicio físico.
-Considere tomar un tentempié antes de acostarse.
Para alcanzar el orgasmo pleno
Aquellas personas que utilicen una bomba de insulina posiblemente querrán desconectarla durante el acto sexual para evitar una reacción al bajón de azúcar. La duración del tiempo que la bomba puede estar desconectada sin inyecciones dependerá de su nivel de actividad durante el tiempo de desconexión.
Los factores psicológicos sobre cómo se vive la diabetes y cómo se adapta la vida a la enfermedad afectan de manera significativa a la relación sexual. La diabetes puede tener repercusión en la autoestima y en la imagen personal, favorecer los sentimientos negativos de inseguridad, de ser diferente, de haber perdido atractivo y capacidad de seducción y miedo al rechazo.