viernes, 2 de agosto de 2013

La Vida

Cuando la vida te presente razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para reír.
 
La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa.
 
 
Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único.
 
Estar preparado es importante, saber esperar lo es aún más, pero aprovechar el momento adecuado es la clave de la vida.
 
 
A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante.
 
 
 
La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes.
 
 
La vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla.